lunes, 19 de junio de 2017

APRENDER A EMPRENDER




En los últimos 25 años la situación de la educación en Iberoamérica ha experimentado avances considerables en lo relacionado a la alfabetización y educación básica, siendo insuficiente la cobertura total, adicionalmente la repetición y el abandono de los estudios, la carencia de medios y recursos adecuados, el trabajo infantil, la discriminación terminan impactando negativamente en el proceso educativo.
En el actual escenario mundial se puede apreciar la necesidad que las personas resuelvan problemas con iniciativa y creatividad desempeñando un papel más protagónico en la construcción de su propio proyecto de vida como seres individuales y sociales. Esto supone que se desenvuelvan como verdaderos “autores” en emprendimientos sociales, políticos, culturales y económicos, dándole valor y sentido a la obra que realizan, y no desde el rol de meros “agentes” ejecutores de ideas producidas por otros o “actores” que asumen con responsabilidad la acción sobre la base de un libreto dado, sólo interpretando y recreando las ideas en contexto.
  En ese sentido se habla actualmente de descubrir nuevas formas de hacer las cosas, del compromiso empeñado en encontrar soluciones sencillas a problemas complejos, en aplicar los saberes teóricos y técnicos en una praxis emancipadora, que fortalezca la iniciativa personal y el trabajo en equipo.
La meta es ofrecer un currículo renovado, pertinente, significativo y relevante que posibilite la adquisición y desarrollo de los aprendizajes, competencias y capacidades considerados básicos para el desarrollo personal y el ejercicio de la ciudadanía democrática, la formación de ciudadanos íntegros, verdaderos autores de la transformación de su entorno, mediante el despliegue de un conjunto de capacidades que están relacionadas con la iniciativa personal, que tengan la posibilidad de actuar frente a los cambios, la aplicación de conocimientos, el desarrollo del pensamiento creativo, el espíritu crítico, la cultura del esfuerzo y la calidad, el trabajo en y con la incertidumbre y el compromiso con el desarrollo sostenible de su comunidad en el contexto global.
La transición de un modelo de educación bancaria o memorística a uno que permita que los alumnos desarrollen su talento y su inteligencia emocional, favorecerá la autoconfianza y materializar su visión de vida; emprender no es sólo montar una empresa, es acometer un empeño, una obra o un proyecto social. En definitiva, tomar la iniciativa. Cuestión de actitud. Fortalecer el carácter del niño para lograr que en el futuro aflore este dinamismo e iniciativa.
Como podemos advertir, la creatividad es la materia prima inicial del emprendimiento. Veamos las pautas que permiten allanar el camino al emprendimiento:
1.    Permitir que los niños cometan errores. Darse cuenta de los errores propios para corregirlos es fundamental para que el niño fomente su creatividad. Precisamente, la búsqueda de soluciones es para los niños la mejor forma de adquirir un buen aprendizaje pare resolver los problemas.
2.   Aprender a investigar. Es la mejor manera de que los niños aprendan a documentarse sobre un tema propuesto. Conviene darles antes algunas pautas y darles algunas pistas para que sepan donde deben buscar para que puedan documentarse de la forma más adecuada.


3.   Darle vida a una historia.  Con un par de palabras claves, los niños se pueden imaginar una historia o un cuento, que pueden plasmar en dibujos en un papel para contarla de manera gráfica. De este modo, favorecen y desarrollan su creatividad, en otro plano, que no es el lenguaje verbal.
La creatividad en la infancia fomenta el emprendimiento

4.   Crear una miniempresa. ¿De qué? De lo que más les guste. Una tienda de ropa, de juguetes... Imaginando su propia empresa como un juego, donde cada uno tiene su rol, ellos su rol de jefe, por ejemplo, y sus muñecos sus empleados. El juego simbólico puede ayudar mucho al desarrollo de la creatividad empresarial en los niños.
La educación para el emprendimiento integra el nuevo modelo de negocios y educación, el cual pretende materializar el ideal de que las personas sean económicamente independientes con actitud de vida. La filosofía del emprendimiento se resume en el siguiente pensamiento: “Un adulto creativo es un niño que ha sobrevivido”
Fuentes consultadas:

No hay comentarios.:

Publicar un comentario