lunes, 4 de julio de 2016

EL APRENDIZAJE COOPERATIVO


Las estrategias de aprendizaje cooperativo son métodos organizados y estructurados que incluyen actividades, tales como: Formación de equipos de aprendizaje, Preparación y exposición formal de la información, Práctica y Evaluación. La metodología de trabajo colaborativo ha comprobado su efectividad, siendo significativo el avance de los estudiantes, matizando habilidades de tipo social que promueven la interdependencia dentro del aula y fuera de ella.

La temática de trabajo permite que el docente organice a los alumnos en equipos de trabajo, estableciéndose los objetivos y metas, favoreciendo la realización de ejercicios. La acción de cooperar se traduce en la actividad de aprendizaje y de trabajo integrador, para lograr alcanzar retos compartidos, consecuentemente tiene efectos muy positivos, no sólo en el rendimiento académico, como también en las relaciones interpersonales, las cuales se estimulan favorablemente, incrementándose la práctica de valores como el respeto, la solidaridad y empatía.

Se pueden identificar las siguientes ventajas en su aplicación:

Favorece la interdependencia positiva entre los miembros del equipo, derivado que se brindan apoyo, coordinan sus esfuerzos y consideran el éxito como un logro común.
    
Permite una interacción directa, en donde las actividades que realiza el equipo promueven el aprendizaje significativo, estableciéndose canales de comunicación que identifican la problemática y las estrategias para resolverla.
    
Hace posible que cada integrante valore su propia intervención en cuanto a las acciones responsables que desarrolla para fortalecer académica y afectivamente al equipo.
    
Desarrolla las habilidades de comunicación interpersonal y facilita su utilización.
    
Busca que el procesamiento de la actividad se convierta en una tarea de equipo.

Las actividades académicas de los grupos de aprendizaje cooperativo deben ser estructuradas de tal forma que los miembros del equipo se sientan motivados a auxiliar a los demás en el alcance del dominio del tema de que se trate, esto los compromete en la preparación mutua como único medio de obtener la meta.

El aprendizaje cooperativo se apoya en el sedeo de los escolares por una denodada interacción social, antípoda al modelo tradicional que exige que el alumno desarrolle una actividad solitaria, donde, a pesar de estar rodeado por sus compañeros, tan solo interactúa con el educador, (de una forma limitada), con sus textos y con sus exámenes.

El desempeño tutorial del docente se centra en:

    Monitorear la conducta de los estudiantes y la efectividad de los grupos.
    Dar la asistencia y apoyo necesarios en función de la tarea.
    Intervenir para corregir conductas, aclarar dudas relacionadas con la actividad.
    Proporcionar un cierre a la presentación.

El orden es un componente valioso dentro del trabajo cooperativo, ya que facilitará el planteamiento de soluciones y la equitativa participación de los alumnos.

 (Tomado del libro: “Modernas estrategias para la enseñanza) Edit. Lexus

No hay comentarios.:

Publicar un comentario