lunes, 20 de junio de 2016

LA MASCULINIDAD DESDE UNA NUEVA PERSPECTIVA

LA MASCULINIDAD DESDE UNA NUEVA  PERSPECTIVA

INTRODUCCIÓN:

La educación tradicional en nuestra Guatemala ha permitido que el niño y la niña conozcan y aprendan las normas y valores propios de una sociedad dominada por el hombre.  La familia  juega un papel importante en la crianza del hijo; inculcando el respeto y la tolerancia hacia el género femenino y la igualdad de derechos y obligaciones.

Desde tiempos remotos se ha establecido como patrón de crianza que ser hombre es tener poder, la fuerza y el dominio. El verdadero hombre es el que ordena,  grita, manda  y determina la reproducción.  En este aprendizaje han intervenido la familia (como se indica al inicio), la escuela, los amigos y los medios de comunicación (   que dicho sea  de paso utilizan la figura femenina para sus comerciales con figura de Barbie).

Masculinidad:

Se denomina masculinidad a la manera como la sociedad enseña y dice a los hombres como tienen que comportarse, como deben pensar y como tienen que manejar sus sentimientos.

Por tal razón el hombre se ha visto atrapado en un laberinto de exigencias y mandatos que paralizan su capacidad de sentir y manifestar sus sentimientos, olvidándose que como seres humanos tiene derecho a expresarse, sin embargo, dentro de  la misma familia se le reprime y limita la oportunidad.

En la actualidad el  papel del hombre dentro de la nueva masculinidad permite iniciar el derribamiento de barreras, creencias y estereotipos que afectan la convivencia adecuada entre hombres y mujeres.

La Nueva Masculinidad:

En la actualidad, se analiza el papel del hombre dentro de la familia y la sociedad, lo que está permitiendo derribar barreras y estereotipos de convivencia entre géneros.  La nueva perspectiva de la masculinidad planea un encuentro del hombre consigo mismo que le permita desarrollarse plenamente.

Por qué  la propuesta de la nueva masculinidad?

Esta propuesta está basada en los principios de respeto, equidad, participación y responsabilidad pretendiendo lograr que los hombres:

    Practiquen relaciones basadas en la equidad, justicia, fidelidad.
    Tomen conciencia de su papel como padres y no solo como proveedores económicos.
    No ejerzan violencia en contra de la mujer y los hijos.
    Asuman su responsabilidad y discutan temas de importancia para toda la familia.
    Participación a la pareja en la toma de decisiones.
    Acompañamiento en las tareas escolares de sus hijos (as)
    Se involucren en el cuidado de los hijos (as).

La nueva propuesta de la masculinidad trata de hacer relaciones humanas justas y construir los espacios sociales en que cada ser humano tenga  las posibilidades de vivir su vida de manera completa y digna.

La igualdad de género contribuye en la formación de una sociedad justa y sin violencia.



Sacado de folleto informativo de APROFAM, adaptado por Lucy Marroquín

No hay comentarios.:

Publicar un comentario